DEJA DE LAMENTARTE Y COMIENZA A ACTUAR

«Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo.» Albert Einstein

Hoy nos preocupa más el subsistir en el mercado que pensar en cómo mejorar en nuestra empresa.

Nuestro día a día nos come y las preocupaciones por las que pasamos en la actualidad no son las mismas por las que pasábamos antes. Estamos pensando en todo momento qué debemos hacer para salir del mal momento en el que nos encontramos, de cómo vender más, cómo ser más productivos, cómo obtener mayor rentabilidad. ¿Tú crees que teniendo la cabeza con tantos problemas vas a ser capaz de pensar con claridad? Yo, sinceramente lo dudo.

Con frecuencia necesitamos un asesor en materia fiscal, laboral, jurídica, y ¿por qué no una persona que nos abra la mente y nos haga pensar con claridad en los asuntos tanto personales como profesionales que son importantes para nosotros? Alguien en qué poder apoyarnos por sus conocimientos, su experiencia y su metodología. A esta labor es a la que se le llama actualmente <Mentoring>, en términos castellanos sería tutor, orientador o maestro.

El mentor puede sacarnos de esa situación desesperada porque va a ver los acontecimientos y momentos desde otra perspectiva diferente al empresario, profesional o emprendedor. Su forma de analizar la situación será diferente y podrá ofrecer distintas alternativas al mentorizado para que escoja la que más se adecue a su perfil, gustos o necesidades.

Las ventajas son muchas como ya enumeré el otro post titulado ¿Qué es el Mentoring y qué puede ayudar a mi empresa?, si te parece interesante esta metodología échale un vistazo para comprobar si esto te puede venir bien.

Recuerdo otras crisis pasadas en las que he mentorizado a empresarios que estaban pasando por situaciones desesperadas económicamente, y tras varias semanas de cambios, tomas de decisiones y profundas reflexiones la situación dio un giro de 180 grados. De estar a punto de cerrar a pasar a ver una luz en el horizonte.

Hechos a los que normalmente no le damos una importancia crucial, cuando los analizamos y discutimos con el mentor, nos damos cuenta de que suponen miles de euros al cabo del año, si esto lo hacemos con siete u ocho cosas, y algunas importantes, veremos que pasamos de estar en pérdidas a estar en beneficios. Dejaremos de escuchar las voces de derrota, que cambiarán por las de triunfalismo.

Esto tiene un efecto positivo, que cuando las cosas empiezan a ir bien, mejor irán en el futuro, siempre decimos que “el dinero atrae al dinero”, pues “la positividad atrae a la positividad”.

Por todas estas razones te aconsejo que elijas a un mentor para mejorar tu empresa, tu rentabilidad, ánimo laboral y beneficios empresariales. Créeme, la inversión que hagas tendrá una tasa de retorno que en muchos casos se multiplica por cien.

Lánzate, cuando lo pruebes me darás la razón de cuanto aquí te digo.

Te animo que hagas un comentario de la importancia que para ti tiene tu empresa, así como si podemos ayudarte a mejorarlo ¿Cuál sería la forma ideal?