Descripción

Cualquier empresa comercial ha de vender sus productos o sus servicios para mantenerse en el mercado. Esta actividad se ha diversificado en múltiples canales siendo el más importante, y con el que obtiene una más duradera fidelización de cliente, es la figura del “vendedor”. Rompiendo los esquemas ya obsoletos, el vendedor debe entenderse, no solo como el “comercial”, sino también como gerente y director comercial de la empresa.

Para poder cumplir de forma eficiente y profesional con esa labor, el responsable necesita estar capacitado, adecuadamente formado y en continuo proceso de aprendizaje. Ahora, cuando hay que ir deprisa para mantenerse en el mismo lugar, en la actividad de venta, el estar quieto, mantenerse en lo tradicional, significa retroceder.