Descripción

Hay quien huye de las reuniones y quienes asisten a ellas por obligación, sabiéndo que es tiempo perdido y que no se obtiene nada claro ni concreto. Se está porque “hay que estar”, aunque el cambio de ritmo que ocasiona en la jornada laboral, los pobres contenidos y los escasos resultados que se obtienen, cuestionan su utilidad.

Saber para qué reunirse, cuándo hay que hacerlo, quiénes deben asistir, qué asuntos tratar y cuánto tiempo dedicarles y sacar conclusiones y tareas concretas, no es algo que tenga lugar en nuestras reuniones habituales.

Sin embargo, ya que no queda más remedio que reunirse, hagámoslo bien y que el tiempo que invertimos en ello sea productivo.

Nuestro Taller sobre Reuniones Eficaces, guía en la búsqueda de la oportunidad, la organización, el transcurso y el cumplimiento de los acuerdos que se han tomado antes, durante y después de la reunión.