¡TOMA LA DECISIÓN ACERTADA! DÉJATE GUIAR POR UN PROFESIONAL

Tú que eres empresario, profesional, emprendedor, estoy convencido que te preocupa la situación actual. Nos surgen muchas dudas ¿Cómo estará el mercado cuando abra de nuevo mi negocio?, ¿Cuál será la forma de trabajar?, ¿Cómo estará el mercado laboral?, y tantas otras preguntas que somos incapaces de responder.

El interim management, el mentoring o el coaching ejecutivo son metodologías que pueden ayudar mucho a las empresas y profesionales a salir de esos bloqueos que todos tenemos, a evitar la procrastinación o la parálisis por análisis.

¿En qué consisten estas disciplinas? Aunque sirven para un objetivo determinado y todas están enfocadas en mejoras sustanciales de la organización, los profesionales y, las personas, hay diferencias entre unas y otras.

El interim management, es un proceso por el que una empresa contrata los servicios de un profesional que cuenta con una gran experiencia, para que ejerza una tarea concreta por un tiempo determinado.

El mentoring es una metodología práctica basada en aprender a través de la experiencia del mentor o tutor, quien es el encargado de traspasar sus conocimientos a su alumno o mentorizado. De esta manera se realiza la trasmisión de conocimiento de una manera eficaz, precisa y organizada.

En el caso del coaching ejecutivo, se trata de una forma de aprendizaje personalizada que implica ayudar individualmente a los ejecutivos, empresarios o profesionales a que aprendan y saquen el máximo partido posible para emprender acciones eficaces, mejorar el rendimiento y el crecimiento personal, además de obtener mejores resultados empresariales para la organización.

¿No consideras que estamos en el momento apropiado para contratar este tipo de servicios? Puedo garantizarte que el contratar a este tipo de profesionales es muy rentable. Por experiencia propia, puedo decir que en más de una ocasión he conseguido rentabilizar mis servicios multiplicados por 100 veces la retribución percibida.

El tener la suerte de contar con estas personas, suele evitar el tomar una decisión errónea que a donde nos lleva es a perder tiempo y dinero, mala imagen, desánimo entre nuestros empleados y otras consecuencias no precisamente positivas.

Trabajar de esta manera nos ayuda a ganar autoconfianza, a obtener mejores resultados, mejores relaciones interpersonales, mejor imagen de la empresa y mayores rentabilidades.

Solamente con evitar el retrasar esas tomas de decisiones pendientes, que no nos dejan dormir por la noche, que nuestra cabeza piensa una y otra vez en lo mismo sin dar ese paso importante tenemos amortizada la inversión.

Querido lector, si aún no lo tienes claro, lo siento y es por que quizás no haya sabido transmitirte la idea de forma clara y precisa. Lo que te pido es que sigas investigando sobre este tema para poder llegar al sitio correcto.

Si lo estás dudando, no lo pienses más, decídete ya, tendrás una mejor calidad de vida, una sensación de haber conseguido el éxito y tendrás un camino más luminoso hacia esa meta deseada.

¿Te ha gustado este artículo? Hazme un comentario. Esto me ayuda y anima a seguir escribiendo. Muchas gracias.

Javier Cabanillas

DIRECTOR 10CAJAS